Tag Archives: Mercado de Seguros

Impacto de los impuestos en el sector seguros

El mercado asegurador dominicano se ha consolidado como uno de los sectores de mayor aporte a la economía local, pero enfrenta una carga impositiva que amenaza su crecimiento y expansión, poniendo en riesgo vidas y propiedades, así como la estabilidad económica del país en caso de una catástrofe natural.

Juan Jose Guerrero Grillasca

Juan Jose Guerrero Grillasca – Vicepresidente Ejecutivo Seguros Constitución

La consideración es de Juan José Guerrero Grillasca, vicepresidente ejecutivo de Seguros Constitución, empresa situada entre las diez primeras de República Dominicana, con primas cobradas por más de RD$100.9 millones en enero de este año. El ejecutivo considera que el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) sobre las pólizas de seguros se ha convertido en una variable que amenaza la estabilidad del sector, a pesar de que este tipo de gravamen es habitual en rubros como bebidas, cigarrillos y artículos valiosos o de lujo. Guerrero Grillasca explica que el seguro es una actividad de giro social que respalda el patrimonio de todos los sectores productivos del país, y que además es la principal herramienta que hace viable las operaciones de crédito en la banca. “Este gravamen debería ser sustituido por el Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), como es en la mayoría de los países. Se necesita la eliminación de los impuestos a los seguros de vida, al igual que hizo con los seguros de salud luego de la Ley 87-01 que creó el Sistema Dominicano de Seguridad Social”, apunta el ejecutivo.

Fuente: Listín Diario

Propuesta para la creación del Colegio Dominicano de Intermediarios Profesionales de Seguros (CODIPROSE) – (I)

Colegio Dominicano de Intermediarios Profesionales de Seguros

Una institución colegiada que represente a los intermediarios de seguros y contribuya al mejor funcionamiento de nuestro mercado es una inquietud bastante antigua de quien escribe. La referida institución se conocería como Colegio Dominicano de Intermediarios Profesionales de Seguros (CODIPROSE). Al respecto hay apuntes y referencias que datan del año 2002(¡!) y que tienen que ver con el marco legal para el ejercicio de la intermediación de seguros en otros países así como con la normativa de las relaciones entre asegurados, aseguradoras, beneficiarios, sector estatal y demás actores.

La intención al compartir esta propuesta, es propiciar su ejecución y facilitar su implementación, una vez conocidas sus ventajas. Por ser muy numerosos los detalles a tener en cuenta, haremos varias entregas con los componentes de la propuesta. De ellas, esta es la primera.

Colegio Dominicano de Intermediarios Profesionales de Seguros

Colegio Dominicano de Intermediarios Profesionales de Seguros

Preámbulo, ambientación y contexto.

El seguro se cimienta sobre la base de la buena fe y la confianza y, por lo tanto, serán beneficiosas todas las medidas que apuntalen estas condiciones. La afiliación de un intermediario a una institución, reconocida públicamente, que avale y certifique sus calidades para el correcto ejercicio profesional, les sirve a los consumidores y a la sociedad como garantía.

En la actualidad, aunque en el espíritu de nuestra legislación subyace la importancia social y económica del seguro, se hace mutis respecto de importantes e ineludibles realidades (por ejemplo, las operaciones de banca-seguros o el comercio electrónico) y hay ciertas modalidades de negocio, en curso hoy día, que resultan paradójicas, cuando menos a la luz de la letra de la ley actual.

También, nos llama la atención la falta de efectividad de la Superintendencia de Seguros en el cumplimiento de las tareas puestas a su cargo en nuestra legislación. Estas deficiencias atrofian el crecimiento del sector con resultados desastrosos como se verifica, de un tiempo a esta parte, en el ramo de Seguros de Vida.

Las situaciones supra indicadas arrastran al cliente al terreno de la desventaja y la desprotección, indistintamente de si fueron contempladas con anterioridad o no, o porque simplemente, aún estando prohibidas muchas de estas prácticas, la supervisión falla. Para evitarlo, hace falta una figura de intermediación fuerte, capacitada e imparcial que cuente con herramientas legales y técnicas adecuadas.

Formulación de la Propuesta. Objetivos.

A groso modo, nuestra propuesta consiste en la creación de una corporación de derecho público, de carácter autónomo, con personería jurídica y con funciones específicas asignadas por ley, que agrupe a los intermediarios de seguros para su exclusiva representación. A tales fines, la incorporación al Colegio sería un requisito indispensable para el ejercicio de la profesión de Intermediarios de Seguros en los términos que se establece en nuestra normativa luego de la obtención de la licencia de lugar otorgada por la Superintendencia de Seguros.

Algunos de los objetivos y funciones del colegio serían:

  • El ordenamiento del ejercicio de la profesión.
  • La defensa de los derechos e intereses profesionales de los intermediarios.
  • La defensa de los derechos e intereses colectivos de los participantes en la actividad aseguradora.
  • La defensa de los derechos e intereses particulares y colectivos de sus clientes y representados.
  • Normar las relaciones de los intermediarios con los demás participantes en el negocio de seguros, como son los asegurados, los tomadores de seguros, los beneficiarios y las entidades aseguradoras.
  • Adopción de un Código de Ética de los Intermediarios Profesionales de Seguros.
  • Agrupar todos los gremios de profesionales de seguros.
  • Validación de grados técnicos y administrativos afines al área de seguros.
  • Asistencia en el reclutamiento de personal calificado para aseguradoras, oficinas de intermediarios, ajustadores y puestos afines en empresas privadas o gubernamentales (Bolsa de Empleos).
  • Servir de Instancia disciplinaria.
  • Brindar educación permanente de los colegiados.
  • Elaboración del Manual de Buenas Prácticas de Seguros.
  • Servir como instancia simplificada para la resolución de conflictos.

La enumeración anterior es presentada sin ánimo de resultar limitativa. En un próximo artículo veremos algunas ventajas de la colegiatura y un propuesto esquema organizacional para nuestro Colegio.

Como ahorrar dinero en su poliza de seguros

easelly_visual2

Quizás ha escuchado decir que “a menor riesgo, menor prima”, ¿no? Bueno, se trata de una premisa bastante lógica que se supone es tomada en cuenta por las aseguradoras para afinar sus políticas de precios. Pero no siempre es así.

En República Dominicana, debido a la falta de estadísticas confiables, las compañías aseguradoras priorizan el aspecto comercial antes que en el actuarial y los precios terminan siendo muy similares entre ellas. A pesar de esa homogeneidad relativa, aún es posible defender su bolsillo y he aquí algunos consejos prácticos para mantenerse asegurado sin pagar de más:

Aumente el deducible: El deducible es una participación mínima y obligatoria del cliente en su propio riesgo cuya finalidad es reducir la presentación de reclamos banales. Si aumenta el deducible, estará dejando menos riesgo del lado de la aseguradora y disminuyendo la posibilidad de reclamos, por ende sus primas deberán ser menores. Se obtienen los mejores resultados en el ramo de Vehículos de Motor con coberturas de Daños Propios (Seguro Full). Aún así, no espere que la disminución en la prima a pagar sea proporcional al incremento en el deducible ya que se trata de un componente menor del precio.

Actualice sus valores asegurados: En casi todos los ramos de seguros sobre bienes materiales, la prima se fija por efecto de la aplicación de una tasa o porcentaje sobre los valores asegurados. Si disminuyen estos últimos y se mantiene estable la tasa, la prima bajará proporcionalmente. Para bienes que se deprecian, es importante que se reflejen los valores actuales en las condiciones particulares del contrato para evitar pagar prima de más.

Por desconocimiento, muchos clientes asumen que los valores asegurados que figuran en la póliza implican una obligación de pago por parte de la aseguradora hasta dicho monto. No es así. El compromiso de la aseguradora es de indemnizar y el lucro proveniente del pago de reclamos le está vedado al asegurado (principio de indemnización). El contrato-póliza contiene los mecanismos para erradicar esa posibilidad. Entiéndase: de nada le sirve al cliente mantener valores declarados en su póliza por encima de los reales de mercado.

Así que, confirme los valores correctos de sus bienes asegurados y solicite su actualización a la aseguradora. Puede hacerlo en cualquier momento de la vigencia de la póliza y de producirse una disminución en las primas a pagar, se generará un crédito en su facturación que le será devuelto. Como tomador del seguro y como parte interesada, esto es responsabilidad suya.

Caso práctico: en el ramo de Incendio y Líneas Aliadas, un 10% por debajo del valor real de sus bienes es un margen tolerable para evitar que sean invocadas las cláusulas de infraseguro en pérdidas parciales. De hacerlo de esta forma, debe incluirse la cláusula de Aumento Automático de Valor Asegurado.

Cotice con varias aseguradoras: Aunque las más de las veces las diferencias en las primas cotizadas son mínimas, sí hay aseguradoras que se alejan de las tendencias de precios en condiciones diversas. Para algunas se trata de un ramo específico que se procura desincentivar o de alguna marca o modelo de vehículo particular que no haya tenido un buen desempeño en reclamaciones o podría ser que la ubicación o el tipo de construcción de los locales a asegurar no son ideales. Según el caso, algunas podrán salir de competencia y dar precios muy por encima de los acostumbrados para evitar suscribir ciertos riesgos que no les resulten convenientes. Será cuestión, entonces, de comparar y determinar la mejor opción.

Pida su descuento: Es una práctica en extremo sencilla pero muy valiosa. Aún luego de haber seleccionado una buena propuesta no está de más solicitar abierta y directamente una rebaja. ¡No cuesta nada!

Asegúrese en volumen: No es lo mismo uno que cinco. Bastante claro, ¿cierto? Las aseguradoras también piensan así. Si Ud. no tiene una flotilla quizás pueda convencer a un pariente o allegado de cotizar sus vehículos juntos. Si vive en un residencial quizás sus vecinos también quieran aprovechar la ventaja de asegurar su edificio completo en una misma póliza en lugar de cada apartamento por separado.

Nombre un corredor de seguros: Los seguros no nos cuestan solamente lo que pagamos por ellos, también nos cuestan si no cumplen correctamente su función indemnizatoria. La materia de seguros es muy técnica y con la figura del intermediario especializado se busca equilibrar la balanza que se inclinaría naturalmente hacia la aseguradora. La asesoría de un representante independiente que procure la interpretación de los términos de las pólizas a su favor puede resultar inmensamente valiosa. Las comisiones de los corredores/agentes ya están contempladas en el precio del seguro, aunque no haya intermediario y su presencia, al no afectar la naturaleza del riesgo, tampoco influye en el precio. Así, tener un intermediario en su póliza, aunque puede llegar valer mucho, no le costará nada. Si no tiene asesor, procure uno hoy mismo.

Organice su contabilidad: Esta última recomendación aplica para todas sus actividades comerciales. Actualmente en República Dominicana, los seguros están gravados con un Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) que no se puede compensar, o netear, como se hacía anteriormente cuando era del tipo ITBIS (Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios). Esto no quiere decir que no haya nada que hacer ya que, para fines contables, los seguros se registran como gastos pagados por adelantado y son deducibles de Impuesto Sobre la Renta. Procure asesoría fiscal para la correcta inclusión de los gastos de seguros en sus declaraciones y ahorre dinero aún después de haber pagado sus primas.

Seguros WorldWide premia corredores

 

WorldWide Seguros, subsidiaria de WorldWide Group, una de las compañías líderes en seguros de salud internacional en América Latina, ofreció un cóctel en honor a los corredores de seguros calificados para asistir a la V Convención de Ventas Rhine Cruise 2013, quienes disfrutarán de 8 inolvidables días visitando los puntos del legendario río Rhin, desde Ámsterdam hasta Basilea.

Durante el evento hizo uso de la palabra Zanoni Selig, CEO y Chairman de WorldWide Group, quien destacó la brillantes labor de estos productores y agradeció la confianza depositada en la empresa, lo cual la ha llevado a la primera posición en el ramo de seguros médicos internacionales. Selig explicó que “en poco tiempo, WorldWide Seguros en República Dominicana ha alcanzado primas por RD$637 millones y WorldWide Medical en Panamá por $37 millones de dólares, convirtiéndonos en líder indiscutible en producción nueva en ambos países”

Los pergaminos de reconocimiento fueron entregados por Zanoni Selig y Thomas Kessler, miembro del directorio de WorldWide Group en representación de la DEG. La DEG, accionista en WorldWide Group, es un banco fundado en Cologne, Alemania en 1962, propiedad de KFW Bankengruppe, una entidad financiera que cuenta con más de 400 mil millones en activos y cuyo propietario es el gobierno alemán.

Los corredores calificados son: Proyecciones SRL Corredores de Seguros, Franco & Acra Tecniseguros, SIS Consulting, Ros Seguros & Consultoría, Del Rey & Armenteros SRL, Manuel O. Matos Brea & Asociados y Bancalari Corredores de Seguros.

El encuentro se llevó a cabo en Cava Alta y se destacó por el ambiente de regocijo y camaradería entre los invitados.

Comparativo de Mercados de Seguros (I)

¿Cómo andan los seguros en nuestro país? Gran pregunta, por lo que, para acercarnos a una respuesta objetiva, recurrimos al benchmarking entre los mercados de la región.

Atención soldados descuidados: "Nos avisaron hace ocho años"

Todos recordamos las dificultades económicas por las que atravesamos los dominicanos en aquel cuatrienio y sobre todo en sus últimos 2 años.
Recordaremos, sino todos los dominicanos, al menos los que participamos en el sector seguros y damos seguimiento constante a los acontecimientos en nuestro entorno, que hubo un práctico congelamiento de las ventas de automóviles a partir del 2002 hasta bien entrado el año 2004. Tanto de usados como de nuevos.
A los fines de este ejercicio, son estas ventas, o más bien la merma de éstas, sobre las que llamaremos la atención de ustedes.
El ramo de Seguros de Automóviles es “el día a día” de las aseguradoras. Por su alta siniestralidad no resulta atractivo per se, pero por su volumen de ventas permite mantener un flujo de caja al que se le da el manejo financiero propio del giro del negocio.
A partir de este 2011 nuestros clientes con vehículos del 2002 y 2003 empezaron a ser notificados por las aseguradoras que con efectividad a sus próximas renovaciones, las coberturas de daños propios de sus vehículos estarían siendo retiradas debido a que los mismos “no cumplen con la edad mínima para otorgárseles dichas coberturas”. Por norma general, éste límite de edad es 8 años.

Matemáticas simples:

                                                     2011
                                                     –     8
                                                     2003
Conclusión: a los vehículos del 2003 hacia atrás ya no se les hará “seguro full”.
Se sabe de muchos dealers que se fueron a la quiebra y conocemos de concesionarios que no importaron vehículos modelo 2003 en absoluto. Se podría argumentar que eso fue entonces y que ha pasado mucho tiempo y que la economía y el sector seguros ya se han recuperado… ¿Seguros?
Hilvanando lo visto hasta aquí, la reducción del universo de vehículos asegurables con daños propios, por efecto de la disminución en sus ventas en aquel período de descalabro económico nacional, vendrá a impactar negativamente el mercado asegurador ocho años después.
Esta situación es preocupante, muy preocupante. ¿Por qué? Pues porque el ramo de Seguros de Vehículos Motor es un componente importante de las carteras de todas las aseguradoras y, en términos de mercado, este componente sobrepasa el 40% del total de primas cobradas.
Luego de realizadas las extrapolaciones de lugar y si estas amenazas fueran desatendidas, podríamos llegar a ver como se caen las falsas profecías de un “crecimiento” de un 10% pregonado para este año por el Sr. Miguel Villamán de la Cámara Dominicana de Aseguradores y Reaseguradores (CADOAR) en una reciente reseña periodística.
El aumento del precio sería la más obvia de las soluciones. Sin embargo, no sería la más sana. Ya hace varios años que el sector crece por efecto del aumento de los precios de los seguros sin que se registre un aumento importante (más bien un decrecimiento) en la cantidad de pólizas suscritas. Si le añadimos el efecto dañino de la resolución única (hasta ahora) de la Superintendencia de Seguros que impone una tasa mínima para el ramo de Incendio y Líneas Aliadas, la situación pasa de preocupante a alarmante.
En un aparte, prometemos un análisis detallado sobre las consecuencias que ya se aprecian de dicha resolución. Mientras, las aseguradoras y las autoridades harían bien en escudriñar la historia reciente y poner sus barbas en remojo para no ser tomados desprevenidos.

 

José Grullón acumula más de 20 años como asesor y corredor de seguros. Contáctele escribiendo a grullon.jose@gmail.com